julio 01, 2014

VALPARAÍSO: UN PATRIMONIO MUNDIAL ENTRE EL RIESGO, LA VULNERABILIDAD Y LA RESILIENCIA.

 
A propósito de cumplir 11 años de su nominación como Sitio del Patrimonio Mundial (UNESCO, 2003).

 
Portada Mercurio de Valparaíso, 3 de julio de 2003

 

Este 2 de julio 2014, el Área Histórica de Valparaíso conmemora 11 años de su denominación como Sitio del Patrimonio Mundial por UNESCO. Un momento para reflexionar acciones conducentes para posicionar los recursos patrimoniales de la ciudad - puerto como un conjunto de "bienes públicos".  Es cierto, se ha insistido en la falta de Estado, en la urgencia de recordar la responsabilidad que adquirió al comprometerse ante la comunidad internacional en conservar y salvaguardar un patrimonio moderno, expresión de la temprana globalización de fines del siglo XIX.  No basta con recordar, debemos construir.

 
Las continuas amenazas y riesgos que afectan la ciudad, corresponden a factores naturales como han sido histórica y cíclicamente los sismos, sin embargo resulta claro que son los factores antrópicos,  los que por su magnitud requieren la mayor atención, ya que ellos traducen la falta de planificación y gestión de los sistemas patrimoniales de la ciudad, seguramente por no considerarlos y tratarlos realmente como "bienes públicos".  No es suficiente considerarlos, debemos valorarlos en clave paisajística, integral, como dinámicas con sus ritmos y entropías.

 
Paralelo a los riesgos, existe una demanda para nuestra sociedad, destinada en buscar caminos de solución que tiendan a construir capacidades de resiliencia para Valparaíso, en atención a la creciente vulnerabilidad que presenta su patrimonio material e inmaterial.  La resiliencia ha sido en el proceso histórico de Valparaíso un síntoma más de su modernidad, en su habilidad para sobreponerse a la adversidad. Sin embargo, hoy se requiere que existan herramientas coordinadas para planificar y gestionar dichas capacidades, centradas en un nuevo modo de organizar el espacio público de las decisiones, en una civilidad participante de las decisiones.

 
Riesgos, vulnerabilidad y resiliencia en torno al patrimonio, conceptos que podrían orientar el desarrollo sustentable de la ciudad de Valparaíso. Con seguridad los problemas no están en los proyectos puntuales que muestran los conflictos, sino en las condiciones que los generan, en el ambiente patológico en el que se desarrollan. En el foco del fenómeno se sitúa la responsabilidad estatal, cuando se sabe que la gestión privada por si sola es incapaz de asumir una visión de desarrollo estratégica e integradora de largo plazo: repoblamiento de la ciudad compacta, equipamiento urbano y áreas verdes de calidad, fomento de la integración social, relación económico productiva virtuosa territorio urbano y sistema portuario, etc.

 
La 38 Asamblea General del Comité Mundial del Patrimonio, efectuada recientemente en Doha - Qatar, permitió evaluar y tomar decisiones sobre dos de los seis Sitios con que actualmente cuenta Chile: el Área Histórica de Valparaíso y las iglesias de Chiloé. En este encuentro se consideraron los Informes realizados por las Misiones de especialistas de ICOMOS. Es de esperar que la implementación de dichas decisiones por parte de los organismos del Estado, fundamentalmente articulados por el Consejo de Monumentos Nacionales, sean lo suficientemente claras, precisas y exigentes en torno a dar una corrección al rumbo seguido hasta la fecha con el patrimonio de Valparaíso.

 
¿No es momento de volver a pensar con la visión que inspiró la postulación de Valparaíso en ese lejano 1998, premiada con la nominación en 2003?. Con el paso de los años hemos aprendido que no basta con ser propietarios de un patrimonio singular y excepcional.  Debemos probar que somos merecedores de administrarlo, acrecentarlo y transformarlo en una inversión para la actual y futuras generaciones. Aunque suene altisonante, nos enfrentamos ante un problema de cirugía mayor, sólo posible desde la  "gran política", con asistencia de la civilidad, por cierto.

 

Mario Ferrada Aguilar

Presidente

ICOMOS CHILE


No hay comentarios.: